Casa en El Peñol
 

El arquitecto Camilo Pulido construyó en Girardot una vivienda campestre con el propósito de fusionar la naturaleza con una arquitectura contemporánea y funcional. El resultado es una majestuosa obra de 468 m2 con volúmenes de doble altura.

FOTOS: CONNIE RESTREPO



La vivienda emana un espíritu de tranquilidad y reposo gracias al tono neutro presente en paredes y pisos. El brillo del porcelanato, provisto por ATTmosfèras, complementa el espacio con un aire diáfano.



Con el ánimo de disfrutar de un lugar de descanso en el que se tuviera contacto con la naturaleza en clima cálido, una familia adquirió un predio en el condominio campestre El Peñón, ubicado al sureste de la ciudad de Girardot, en el departamento de Cundinamarca.




La piscina se ubicó en la zona posterior de la casa y es la pieza final de la composición geométrica de la construcción. En este espacio se aprovechó al máximo el área disponible y se convirtió en una fresca panorámica.





Las pinceladas de color en los ambientes siguen la fresca tendencia de los azules, aguamarina y verdes. En uno de los baños sociales las franjas de color que adornan el muro del sanitario son un creativo recurso para esta zona.